“De Abogados a Diseñadores Legales”

Palabras clave: Legal Design, Diseño Legal, Innovación Legal, Innovación Jurídica, Derecho Futuro, Legaltech

Muchas profesiones tradicionales han evolucionado de forma exponencial en los últimos años, y los abogados encabezamos esa lista.

Pero una de las limitantes que el nuevo contexto nos presenta, es el pensamiento cuadrado y rígido con el que usualmente nos asocian. Probablemente, a gran parte del gremio se le dificulte imaginar nuevos procesos, o nuevas formas de prestar servicios legales, y es totalmente normal. Simplemente, es la consecuencia de una formación académica esquematizada, con metodologías antiguas, que no dan cabida a la creatividad.  La suma de estos factores, ha creado una falsa idea de lo que un abogado “debería ser o hacer”.  Entonces, ¿cómo enfrentar los retos que nos impone una sociedad que está ahora más digitalizada que nunca? Pues, a través de la creatividad, apoyada en el uso de herramientas tecnológicas y adoptando un pensamiento innovador.

 

El ‘Diseño Legal’ o ‘Legal Design’, término que cada vez se vuelve más popular, es una herramienta basada en ‘Design Thinking’[i]que convierte a profesionales del derecho en activos empresariales capaces de mejorar procesos, contratos, leyes, políticas, diseñar artefactos tecnológicos y servicios; incluso, analizar y anticipar cuál será el comportamiento a futuro de los usuarios de servicios legales.

En este artículo, más que explicar el proceso, me enfocaré en resaltar las cualidades de un diseñador legal vs un abogado tradicional.

Del pensamiento rígido a un pensamiento de diseño…

Brindar servicios a través del diseño, coloca al usuario de servicios legales en el centro. En el caso de las personas, lo conceptualiza como un ser humano que necesita resolver problemas, en lugar de verlo simplemente como un cliente. Y cuando se trata de empresas, se enfoca en entender a los individuos que colectivamente componen la cultura de la empresa, e impulsar de forma colaborativa la resolución de situaciones complejas.

Trabajar en base a datos y no en precedentes

Para resolver problemas con un enfoque basado en diseño, utilizamos datos en vez de precedentes. Nos sumergimos en el mundo del usuario, con el fin de descubrir sus necesidades reconocidas y no reconocidas.

Seguir Leyendo

Publicado en el Blog ‘A Definitivas’

Legal Design y los Programas de Cumplimiento Centrados en los Usuarios

Palabras Clave: abogados, legal design, compliance, innovación, usuarios, programas de cumplimiento, ética, creatividad.

Susana, es una joven de 28 años que comienza hoy su primer día trabajo como gerente de ventas en una Startup que produce insumos médicos. En el paquete de documentos que firmó a su entrada, se encontraban el código de ética y las políticas de cumplimiento de la empresa. Al ser una empresa pequeña, no cuentan con la figura de un Oficial de Cumplimento, por lo que ningún empleado recibe entrenamiento en la materia.

A los 6 meses, Susana es abordada por Carlos uno de sus clientes más importantes, que a la vez, es el mejor amigo de su jefe, y le solicita que le “fabrique” una cotización de productos con precios inflados, para participar en una licitación pública. Susana por temor a perder su trabajo accede. Situaciones como las de Susana, ocurren a cada minuto en distintas corporaciones, producto de una mala gestión de cumplimiento y ética empresarial.

La ética empresarial, no se trata de documentos que contengan los valores y principios que deben guiar las actuaciones de una empresa. Tampoco podemos reducirla a la famosa “Responsabilidad Social Empresarial”, porque no es lo mismo hacer cosas éticas, que hacer cosas de manera ética. Para los profesores Fernández y Díaz de la Cruz (2015), la ética es “el ejercicio responsable de la libertad en busca del bien, tanto en el ámbito profesional y social; se trata de un proceso de reflexión que implica el uso de la razón para encontrar claves que nos orienten y guíen en nuestras acciones y decisiones” (69-118).

Bajo esta premisa, el Oficial de Cumplimiento, tiene el gran reto de ejercer un papel clave como propulsor de una cultura corporativa basada en la integridad, en la ética, y en la adopción de medidas que velen por su aplicación y no solo por su lectura.  En este contexto, es necesario preguntarnos: ¿Por qué algunos programas de cumplimiento fallan? ¿Qué le impide a los trabajadores adoptar las políticas de cumplimiento de su empresa? Algunas causas comunes:

  • Ausencia de liderazgo de la alta dirección.
  • Política de denuncias inexistente o débil.
  • No involucrar a los usuarios y sus necesidades.
  • Ausencia de herramientas adecuadas de monitoreo…SEGUIR LEYENDO
Blog ‘A Definitivas’